Plan de Igualdad. El registro retributivo: aspectos claves (11)

Plan de Igualdad: registro retributivo

El Real Decret 902/2020 sobre igualdad retributiva entre hombres y mujeres nos ofrece una herramienta que permite profundizar en las causas que provoca la brecha salarial. Este herramienta, el registro retributivo, sirve para hacer un análisis más profundo de las retribuciones de la empresa, siendo obligatorio elaborarlo y actualizarlo anualmente.

En este artículo te explicamos en qué consiste el registro y cuáles son los aspectos claves para empezar a prepararlo.

¿Qué es el registro retributivo?

El registro retributivo es un documento que recoge la media y la mediana de cada uno de los conceptos salariales, en función de la categoría profesional o el puesto de trabajo, y desglosado por sexo. A partir de estos datos se obtienen dos brechas salariales por concepto: una calculada a partir de la media y el otro a partir de la mediana. Si la empresa cuenta con un Plan de Igualdad, el RD estipula que se presentará conjuntamente con el registro, una auditoría retributiva, donde queden justificadas todas las brechas salariales que sean superiores al 25%.

Como hemos mencionado, esta herramienta pretende detectar el lugar donde se originan estas diferencias. Con el cálculo de la brecha, que se utiliza para los diagnósticos de igualdad, observamos si hay diferencias, pero no nos permite detectar en qué parte de la retribución se genera esta. Con el registro, comparamos los importes de forma separada en cada uno de los conceptos y, por tanto, sí que podemos delimitar los conceptos que incrementan las diferencias salariales.

Cálculo de la brecha en base a la mediana. Ejemplo.

La otra novedad que presenta el registro es la incorporación del cálculo de la brecha en base a la mediana, ya que hasta ahora sólo se calculaba a partir de la media. Con el cálculo de la media, se suman todos los importes y se dividen por el número de personas de la muestra, mientras que con el cálculo de la mediana, se ordenan los importes según la cuantía (de menos a más) y se utiliza el elemento central de la serie de datos. De este modo, podemos comparar los importes sin la distorsión de cuantías elevadas o muy bajas.

Veamos un ejemplo:

Importe Mujeres Importe Hombres  
     1.000,00 €     1.000,00 €
     1.000,00 €     2.000,00 €
     1.000,00 €     3.000,00 €
     1.000,00 €     4.000,00 €
   11.000,00 €     5.000,00 €
Brecha salarial
Media      3.000,00 €     3.000,00 € 0%
Mediana      1.000,00 €     3.000,00 € 67%

Estamos comparando el importe de un concepto que cobran cinco mujeres y cinco hombres de la compañía. De entrada, como la brecha calculada a partir de la media es del 0%, no observaríamos ninguna diferencia. Ahora bien, con el cálculo de la mediana nos encontramos una brecha del 67%, ya que la distribución de los importes en el grupo de mujeres y el de hombres es muy diferente.

Dedicaremos a este tema los tres próximos artículos. Seguiremos con el ejemplo anterior y te explicaremos cómo interpretar estos resultados.

Si quieres más información, envíanos un correo:

    Voldria...

    También te puede interesar:

    Por |2021-09-13T13:10:22+02:00septiembre 10th, 2021|Brecha salarial, Fundación Sorli, Igualdad de género|0 Comentarios

    Comparteix aquesta història, tria la teva plataforma!

    Go to Top