La Navidad a revisión: La receta perfecta para elegir regalos: “Ni jugueto ni juguete”

La Navidad a revisión con perspectiva de género

La cuenta atrás de Navidad ya ha comenzado, y este año viene acompañada de una revuelta de los juguetes. “Ni jugueto ni jugueta” es el mensaje de la campaña que lanza la UNAF para romper los estereotipos de género en los juguetes, y muestra de una manera divertida y creativa la indignación que sienten los juguetes para seguir siendo etiquetados de rosa o de azul. El objetivo de esta campaña es concienciar sobre la importancia de no limitarnos, ni limitar a los más pequeños y pequeñas, en el juego.

La receta perfecta para elegir regalos: “Ni jugueto ni jugueta”

El juego nos permite explorar el entorno y desarrollar la imaginación, la creatividad, el ingenio y muchas más habilidades socio emocionales. Por tanto, cuando sólo regalamos juegos y juguetes “para niños” o “para niñas”, estamos limitando las experiencias y habilidades de los más pequeños y pequeñas, y además reforzamos y les reafirmamos que hombres y mujeres son diferentes. Por eso, en este artículo compartiremos la receta perfecta para elegir los regalos de Navidad:

  1. Ni los colores ni los juguetes tienen género: somos nosotros (la sociedad) que los clasificamos.

Un estudio pone de manifiesto que a los 6 años ya hemos interiorizado y naturalizado esta clasificación. Debemos evitar pensar que un juguete roso es sólo para niñas, o que un coche de carreras gustará sólo a los niños. Nuestros gustos o intereses van mucho más allá de los límites que nos impone la cultura patriarcal.

  1. Las preferencias de juego no determinan ni la identidad ni la orientación sexual.

A algunas personas les preocupa que, al regalar los juguetes considerados del otro género, estemos influenciando en su identidad u orientación sexual (en especial cuando hacemos regalos «de niñas» a los niños), pero ningún estudio ha demostrado que haya alguna relación. Este miedo es un reflejo del machismo y la homofobia con la que nos hemos socializado, y que sigue presente en nuestra sociedad. Precisamente por eso, el prejuicio es aún mayor cuando se trata de regalar a un niño juguetes para niñas.

  1. Cuando decidas qué regalo le harás, pregúntate si escogerías el mismo regalo si fuera del otro sexo.

Si la respuesta es que no, piensa entonces en alternativas. Busca juguetes que no hagan diferencias entre niñas y niños, que ayuden a promover las capacidades y habilidades personales de los niños y su desarrollo futuro. Siempre que sea posible, busca alternativas que favorezcan a la cooperación en lugar de la rivalidad y que estimulen la curiosidad, la imaginación y la creatividad.

  1. Aplica la perspectiva de género en el juego o juguete.

Los juguetes no son sexistas por sí mismos, pero el mensaje que se puede transmitir cuando los regalamos, sí. Podemos seguir regalando muñecas a las niñas, y coches a los niños, pero ni las muñecas deben asumir el rol de madre o de “fashion victim”, ni los coches deben ser para competir.

Cuando dejamos de limitar los juguetes y el uso que hacemos de ellos, empezaremos a percibir la sociedad sin etiquetas ya respetar la diversidad que nos caracteriza y nos hace tan especiales.

Seguimos….

Conoce nuestros servicios

¿Estás pensando en elaborar, actualizar o poner en marcha un plan de comunicación no sexista? Ponte en contacto con nosotros.

    Quiero...

    También te puede interesar:

    Por |2021-12-21T10:42:08+01:00diciembre 20th, 2021|Fundación Sorli, Igualdad de género, Sexismo|0 Comentarios

    Comparteix aquesta història, tria la teva plataforma!

    Go to Top