¿Las violaciones en grupo llegarán a las empresas?

Desde la agresión sexual de Pamplona en 2016, conocida como el caso de ‘la Manada’, en la prensa y los medios de comunicación se está haciendo más eco que nunca de las violaciones y agresiones en grupo. Desde ese primer caso mediático, hemos podido detectar que las agresiones sexuales múltiples se producen sobre todo en grupos de jóvenes, y que esta tendencia ha ido al alza. Sin ir más lejos, en el último mes se ha hecho eco, al menos, de cuatro violaciones grupales (Vila Real, Málaga, Almería y Burjassot), y de 20 en lo que va de año.

Si bien actualmente no existe un registro oficial que contabilice los datos de agresiones sexuales en grupo en España, desde el Observatorio de feminicidio.net ( geoviolenciasexual.com ) se ha estado recopilando aquéllos que han trascendido. Según el portal, en el periodo comprendido entre 2016 y 2021 en el Estado se registraron un total de 274 agresiones múltiples, concentrándose 48 de ellas, un 17’5%, en Cataluña. Si estas cifras las comparamos con las facilitadas por la Conselleria de Interior, vemos que el 8,7% de las 804 denuncias presentadas por agresiones sexuales durante el año 2021 han sido grupales: tendríamos cerca de 70 denuncias en un único año, más de una denuncia a la semana.Esta discrepancia de cifras pone de manifiesto que a la opinión pública no nos llegan todos los casos que conocen las autoridades, y que muchas denuncias acaban siendo retiradas. Si tenemos en cuenta el efecto ‘iceberg’ de las violencias machistas – sólo en un 10% de los casos la víctima denuncia – podemos concluir que este tipo de violencias son ampliamente aceptadas e invisibilizadas.

Solo en un 10% de los casos la víctima denuncia.

Los expertos alertan del aumento de casos de violencia sexual, al tiempo que también avisan de que la edad de inicio de consumo de pornografía está bajando hasta los ocho años y, según el informe de Save the Children , esta edad podría bajar hasta los seis años en algunos casos. La facilidad que nos supone hoy el acceso a internet ha propiciado que los niños tengan contacto con contenido de un elevadísimo índice de machismo, que ha pasado a ser su escuela sexual. El mismo informe establece que 7 de cada 10 adolescentes consumen pornografía y que un tercio lo utilizan como única fuente de información sobre sexualidad.Si el vídeo porno con más visualizaciones es el de una violación en grupo, no debería extrañar que los modelos de sexualidad de la juventud de hoy en día -a falta de una educación sexual sana e igualitaria- reproduzca modelos de sexualidad basados ​​en la violencia, la dominación y la visión de la mujer como objeto al servicio del hombre.

7 de cada 10 adolescentes consumen pornografía.

La falta de esa educación sexo-afectiva sana y con perspectiva de género está contribuyendo a la normalización de la violencia sexual.La propia fiscalía destaca “comportamientos excesivamente sexualidades en los adolescentes que reproducen estereotipos” fruto del consumo de la red, lo que explica el porqué de la implicación de menores de catorce años en este tipo de agresiones. Es por este motivo que el gobierno español quiere remediar la falta de educación con la aprobación de la nueva Ley sobre la salud sexual y reproductiva. Pero la aprobación de esta ley no impedirá que las familias de las chicas tengamos que organizarnos para garantizar la seguridad de éstas cuando salen con el grupo, mientras que los padres de los potenciales agresores siguen contribuyendo a la perpetuación de los delitos con la falta de control y supervisión. Desde pequeñas, las niñas aprenden a estar alerta por lo que pueda pasar, mientras que los chicos ven pornografía y dominan todo el espacio público.

Desde la Fundación Privada Sorli, estamos trabajando para crear espacios igualitarios y seguros en las empresas y nos preguntamos en qué situación podemos encontrarnos dentro de unos años cuando esta juventud, que ha tenido este acceso fácil a una pornografía violenta, lleguen a nuestras empresas y empiecen a ocupar puestos de trabajo. ¿Y si llegan a los cargos de mando? No tenemos respuesta a estas preguntas; pero lo que sí podemos hacer es continuar trabajando por la equidad y la igualdad con el desarrollo del Protocolo para la prevención del abuso sexual y por razón de género , así como con el resto de formaciones.

Conoce nuestros servicios

¿Estás pensando en elaborar, actualizar o poner en marcha un plan de comunicación no sexista? ¿Necesitas un Protocolo contra el acoso sexual? Ponte en contacto con nosotros.

    Quiero...

    También te puede interesar:

    Por |2022-06-03T21:03:38+02:00junio 3rd, 2022|Acoso sexual, Igualdad de género, Sexismo, Violencia género|0 Comentarios

    Comparteix aquesta història, tria la teva plataforma!

    Go to Top