Si te encuentras redactando el marco normativo del Plan de Igualdad, no puedes olvidar mencionar las siguientes cuestiones:

El marco normativo es un punto esencial del Plan de Igualdad, ya que deja constancia de todos los aspectos legales que velan por la igualdad de género y por el cumplimiento y regulación del Plan. Este marco normativo engloba todas las leyes que persiguen la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres y los principios que protegen.

Si te encuentras redactando el marco normativo del Plan de Igualdad, es indispensable hacer constar:

  • Los artículos 7 y 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:
      • Artículo 7: La ley es la misma para todos. No se nos puede aplicar de forma diferente.
      • Artículo 23: Tenemos derecho a trabajar, a elegir libremente un trabajo y a recibir un sueldo que nos permita vivir dignamente, a nosotros y a nuestra familia. Todas las personas que hagan el mismo trabajo tienen derecho, sin discriminación, al mismo sueldo.

Si trabajamos, tenemos derecho a agruparnos para defender nuestros intereses.

  • Los artículos 9, 14 y 35 de la Constitución Española:
    • Artículo 9 (2): Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en los cuales se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.
    • Artículo 14: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
    • Artículo 35: Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

También puedes incorporar algunas directivas internacionales como:

Todas estas leyes tienen el objetivo común de preservar el progreso y los derechos de las mujeres, así como impulsar la erradicación de creencias residuales del sistema patriarcal, generando un nuevo sistema inclusivo que haga hincapié en la igualdad.

Vivimos en una sociedad donde perdura un sistema desigual

Aunque ha evolucionado a lo largo del tiempo y es una sociedad formalmente igualitaria, aún mantiene y reproduce ideas y actitudes que generan, inevitablemente, desigualdad.

El origen de esta organización social y cultural se remonta a las primeras civilizaciones y asentamientos. Antiguamente, se producía una discriminación directa al colectivo de mujeres: no podían ser propietarias de nada y tenían prohibido el acceso a la educación, al mundo laboral y al sufragio, entre otros derechos.

Se construye así una sociedad patriarcal que consideraba a las mujeres como un objeto propiedad de los hombres (primero del padre, después del cónyuge y finalmente del hijo).

En este sentido, las normas sociales estaban sustentadas en la creencia de que la mujer era el sexo débil y debía ser tratada como una persona menor de edad. Desgraciadamente, hoy en día esto aún es vigente en varios países del mundo. En la actualidad no sólo se han refutado muchos de los argumentos que se utilizaban entonces para justificar el sistema patriarcal, sino que también hemos conseguido equiparar los derechos y deberes de hombres y mujeres.

Sin embargo, acabar con el pensamiento tradicional, las creencias y los roles de género aún supone un reto para nuestra sociedad y es la principal causa de la desigualdad.

En consecuencia, más allá de una declaración igualitaria de derechos, los organismos regionales, autonómicos, estatales y las organizaciones internacionales han promovido una serie de leyes con el objetivo de corregir las desigualdades que impactan injustamente en la vida de la mitad de la población: las mujeres.

¿Quieres informarte? Envíanos un correo:

    Voldria...