Plan de Igualdad. El registro retributivo: confección del informe (13)

El registro retributivo: confección del infome – Parte III

En el anterior artículo, que puedes consultar haciendo clic aquí, explicamos la utilidad de obtener la brecha salarial mediante la mediana y cómo teníamos que interpretar el valor de las dos brechas. Este es el tercer artículo sobre el registro retributivo, donde trataremos de explicar el procedimiento para construir el informe.

Desde el departamento de Trabajo y Asuntos Sociales de Cataluña ha elaborado un archivo de Excel donde, cuando introducimos los datos a analizar, se realiza de forma automática el cálculo de las medias, las medianas y las brechas salariales. Este archivo está disponible en este enlace y puede utilizarse para el análisis o como guía para crear tu propia herramienta de registro retributivo. Sin embargo, si buscas crear tu propia herramienta, estos son los datos necesarios a trabajar:

  • Un identificador de cada persona de la plantilla.
  • El sexo.
  • La jornada laboral.
  • La categoría profesional.
  • El lugar de trabajo.
  • El importe anual de cada concepto salarial que ha recibido: de modo que aparezca el valor de cada concepto por columna, o bien una fila por concepto, duplicando los datos anteriores tantas veces como conceptos salariales haya cobrado cada persona.

Ahora bien, para poder interpretar y extraer más información sobre las causas de la brecha, te recomendamos que adjuntar:

  • La edad.
  • Los años de antigüedad.
  • El tipo de contrato (indefinido, eventual…).
  • El nivel de estudios.

Estas variables no son estrictamente necesarias para el cálculo, pero pueden resultar muy útiles y aportar mucha información sobre la correlación entre la edad, los estudios o la antigüedad y el importe del concepto.

La comparación de los conceptos implica necesariamente que extrapola los importes en igualdad de condiciones, lo que se conoce como renta normalizada, donde se extrapolan las cuantías a jornada completa y año entero.

De esta manera, evitamos la distorsión que podría provocar el personal que sólo ha trabajado una parte del año, o que trabaja con media jornada o con jornada reducida. Por otra parte, también implica que los conceptos se comparen mediante una clasificación de las categorías o puestos de trabajo, o bien a partir de una clasificación de los trabajos por igual valor, del que te hablaremos el próximo artículo.

Una vez obtenido el importe extrapolado para cada concepto y persona, se puede proceder a realizar las medias y las medianas con las fórmulas PROMEDIO y MEDIANA, siendo necesario establecer condiciones con la función SI. De esta manera se puede hacer el cálculo con los importes según el sexo de la persona o la categoría o clasificación profesional utilizada. Finalmente, con las medias y medianas calculadas para cada sexo se realizaría el cálculo de la brecha con la siguiente fórmula:

registro retributivo

Si quieres más información, envíanos un correo:

    Quiero...

    También te puede interesar:

    Por |2021-10-13T13:55:49+02:00octubre 8th, 2021|Brecha salarial, Fundación Sorli, Igualdad de género|0 Comentarios

    Comparteix aquesta història, tria la teva plataforma!

    Go to Top